75 aniversario de la presencia de las SSJ en Alicante


La concatedral de San Nicolás de Bari

Quiero aprovechar este momento para dar gracias en nombre de la congregación de Siervas de san José por acontecimiento que estamos celebrando y compartiendo.

Celebrar 75 años es una oportunidad de agradecer, en primer lugar, a Dios, que ha inspirado a nuestros fundadores, hace ya 145 años, un proyecto novedoso en la sociedad y en la Iglesia del siglo XIX.

El mismo Dios ha acompañado a nuestras primeras hermanas, alentando su ilusión cuando vinieron a Alicante hace 75 años, y nos ha siguió acompañando a lo largo de este tiempo y lo sigue haciendo hoy.

Nuestro agradecimiento también a nuestro obispo, D. Jesús Murgui, que ha presidido esta eucaristía, y a los sacerdotes que han concelebrado.

Nuestra presencia en el colegio y en las parroquias de san Pablo y de Nuestra Sra. del Carmen nos ayuda a ser y a sentirnos iglesia diocesana, aportando los rasgos propios de nuestro carisma.

Nuestra gratitud se extiende a todas las personas con las que hemos compartido y seguimos compartiendo la misión cada día:

-El personal docente y no docente del colegio que en el día a día está comprometido en el proyecto educativo.

-Las familias que, año tras año, nos siguen confiando a sus hijos e hijas. Y, cómo no, tantas generaciones de estudiantes que han pasado por el colegio y que, hoy como ayer, siguen siendo su razón de ser.

-Y los vecinos del barrio y de la parroquia de Ntra. Señora del Carmen.

Juntos hemos compartido distintas situaciones: celebraciones, acontecimientos sociales, eclesiales y congregacionales como la canonización de nuestra fundadora en Roma en 2011. Hay también dificultades, momentos no fáciles que ponen a prueba nuestras posibilidades y son una llamada a la superación, a desarrollar nuestras potencialidades.

De manera especial, hoy quiero dar las gracias a todas las personas que habéis trabajado con dedicación y entusiasmo en la organización de los actos de este 75 aniversario y a quienes hoy nos acompañáis con vuestra presencia y vuestra cercanía.

Nuestro recuerdo agradecido también a las personas que no pueden estar hoy aquí, a quienes nos han dejado y a tantas otras que, a lo largo de estos 75 años, han contribuido a que hayamos llegado hasta aquí.

Celebrar 75 años de presencia en un lugar es una invitación a recordar el pasado, no con nostalgia, pero sí con agradecimiento y a reconocer la historia tejida por tantas manos. Pero es también un compromiso de mirar al futuro, y de hacerlo con esperanza, sobrepasando el miedo a lo desconocido, a lo inesperado; a cultivar el asombro; a mirar el cambio como oportunidad de abrir caminos de justicia, solidaridad, libertad e igualdad desde criterios evangélicos.

Gracias por poder contar con vosotros en el desarrollo de la misión que compartimos. Quiero manifestar que podéis seguir contando con las Siervas de san José desde las dos comunidades que tenemos en Alicante: la de la calle Benejúzar y la del colegio.

¡MUCHAS GRACIAS A TODOS!

María Álvarez

Alicante, 30 de noviembre de 2019

Diseño conmemorativo del 75 aniversario. Logotipos Realizados por los alumn@s del 4º E.S.O